Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 22 el Lun Dic 15, 2014 4:23 am.
Últimos temas
» foro: huellas de lobos
Sáb Mar 23, 2013 9:52 am por Freewolf

» foro: huellas de lobos
Sáb Mar 23, 2013 9:52 am por Freewolf

» Escrituras Modernas [Elite] [Recién Abierto]
Lun Feb 04, 2013 2:02 pm por Invitado

» Ethetnea's Core {Afiliación Élite}
Mar Dic 18, 2012 9:18 am por Invitado

» Civil War, Elite
Sáb Nov 24, 2012 2:02 pm por Invitado

» The Time Turner Rol {Afiliación Élite} Recién abierto
Sáb Nov 03, 2012 2:09 pm por Invitado

» Choosen 6 Afiliación Élite
Miér Sep 26, 2012 5:29 pm por Invitado

» Oxford university {Recién abierto} {Af. normal}
Vie Ago 31, 2012 5:14 am por Invitado

» Wingardium Leviosa, rol foro (NORMAL)
Jue Ago 30, 2012 4:26 pm por Invitado


The times with you, are the best {Sebastian M.}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The times with you, are the best {Sebastian M.}

Mensaje por Aldhara E. Mellows el Mar Abr 17, 2012 8:34 pm

Lunes || Clima frío, atardecer || 17.50 hrs.
Tema reservado para Sebastian P. Mellows.


Con un suspiro satisfecho, Aldhara puso punto final al texto que había estado haciendo para la escuela. Soltó su maltratada pluma sobre la mesa y se estiró en la silla como un pequeño gatito. No había sido una tarea especialmente difícil, pero sí larga. Tenía los músculos agarrotados de mantenerse en la misma posición, inclinada sobre la mesa y el extenso pergamino ligeramente amarillento. Se soltó el pelo del alto y rápido moño que llevaba y enrolló sus tareas, terminando por ponerle una pequeña cinta morada alrededor del tubo de pergamino. Con una caligrafía inclinada y alargada, Aldhara escribió su nombre y lo guardó en su descuidado y holgado bolso. Se levantó con cuidado de no arrastrar la silla por el suelo y echó el resto de sus cosas al interior del bolso, para poder descansar.

La casa se hallaba especialmente vacía, y ella lo agradecía. Volvió a juntar la mesa con la silla y se encaminó hacía su habitación, dedicándole una sonrisa a la imagen de su madre, que se encontraba en la mesita alta, al lado de las escaleras. No le apetecía aceptarlo, pero Sára había hecho bien en respetar el dolor hacia la pérdida de su madre; y bueno... es que era lo menos que podía hacer, tomando en cuenta que les había quitado, a ella y Sebastian, a su padre.

En cuanto hubo estado arriba, caminó por el estrecho pasillo. Estaba pasando por la habitación de su hermano, la cual ahora estaba abierta. Entró, sin prestar atención a los múltiples avisos de 'No pase' que Sebastian había puesto de pequeño, y que ahora no había quitado por razones desconocidas, que solo él sabía. Sonrió, y empezó a mirar por las cosas de su hermano. No es como si Aldhara fuese una cotilla, pero Sebastian era tan misterioso, que de pronto, a veces le daba curiosidad, saber lo que hacía o no.

Dejó en la mesita de noche, la foto de su madre; y se acostó en la cama de Sebastian, quedándose dormitando.


Off. No es muy largo, pero... fue lo que salió xD Perdona si hay faltas, no tuve tiempo de corregir e__é





You*-*:

Volver arriba Ir abajo

Re: The times with you, are the best {Sebastian M.}

Mensaje por Sebastian P. Mellows el Mar Abr 17, 2012 10:44 pm

El día estaba siendo en lo particular aburrido, así que sin muchas ganas de permanecer en su casa Sebastian se decidió a dar una larga y tranquila caminata por su distrito. Mientras daba pasos pequeños intentando prolongar su salida su mente volaba hacía muchos lados, se encontraba divagando entre la escuela, sus amigos y sobre todo su hermana. Habría dicho "familia" pero como bien se sabe, él no consideraba a nadie de esa casa como su familia, claro salvo Aldhara, pues era lo único que le quedaba.
Los pájaros cantaban mientras el chico se adentraba cada ves más en las calles de las viviendas, esa tarde en particular hacía frío, por lo cual al sentir la suave briza que corría entre sus dedos, metió las manos en las bolsas de la sudadera.
Extrañaba en especial el calor de un hogar, el calor de su madre ¿Hacía cuanto que no tenía una buena comida? Siempre que llegaba esa hora el chico solo tomaba su plato y se dirigía a su cuarto, comiendo solo, apartandose de ese intento fallido de "familia".
Pateo una piedra que se encontró en el camino y suspirando cansado por dejar que su mente vagara en sus problemas dio la vuelta para volver a casa, con la vista puesta en el suelo para intentar distraerse empezó a contar las líneas de la calle que dividían cada cuadro.

En la numero 95 se freno y alzó la vista para ver la puerta del lugar en el que vivía. Saco unas llaves de sus un tanto viejos jeans y las metió en la cerradura abriendo lentamente la puerta, en parte para intentar pasar desapercibido y que ni su tonta madrastra ni el intento de padre que tenía lo saludaran. Para su suerte se encontró con que la casa estaba sola, seguramente habían salido a mal gastar el salario de su padre. Nego con la cabeza ante esta idea y comenzó lentamente a subir las escaleras.
Entonces se dio cuenta de que su puerta estaba emparejada, él jamás la dejaba asi. Presiono los puños un poco pensando que su madrastra o su hermanastra podían haber entrado a fisgonear, abrió la puerta lentamente como si quisiera asustar a la persona que se hallara allí dentro.
Se tomo una gran sorpresa al ver a su hermana dormitando sobre su cama, en cualquier otra situación le habría molestado y la habría corrido. Pero se sentía aliviado de que fuera ella, así que se acerco sigilosamente y se recostó a su lado abrazándola, pocas veces eran las que Sebastian le demostraba cariño a su hermana, pero esta en especial era porque al verla dormitar le había recordado a su madre.





I've tried playing it cool
But when I'm looking at you
I can't ever be brave
'Cause you make my heart race


Funny moments:

Volver arriba Ir abajo

Re: The times with you, are the best {Sebastian M.}

Mensaje por Aldhara E. Mellows el Miér Abr 18, 2012 6:49 pm

Su madre jugaba con ella y con Sebastian, mientras esperaban a que su padre llegase para que Aldhara dejase de lado a su mamá, y corriera a abrazar al hombre, fuertemente. Reía y todo parecía realmente feliz; hasta que apareció su madre acostada en una cama, diciéndole a Aldhara que cuidase de Sebastian, porque ahora ella sería la señorita de la casa.

Despertó, con un sobresalto. Algo le decía que aquello había sido un aviso divino, para que cuidase a su hermano, fuera como fuese. Pero Aldhara no quería seguir en aquella pesadilla tan real, que continuamente le impedían que tuviese un sueño tranquilo. ¿Por qué no podía tener, al menos, un sueño tranquilo? Sus ojos se fueron abriendo lentamente, sin saber muy bien en dónde se encontraba, ni mucho menos, cuánto había durado durmiendo. A juzgar por la luz que penetraba de lleno en la habitación, aún era temprano; por lo que quizás había dormido dos horas, cuando mucho, mucho.

Entonces, notó algo de presión en su cintura. Giró su rostro, algo asustada y quejándose de no tener consigo su arco y flecha, pero lo que se encontró, fue con la imagen de su hermano, con los ojos a penas cerrados, y su brazo, acercándola a su cuerpo, en un cálido abrazo fortachón. Sonrió emocionada, pues Sebastian nunca había demostrado algo de respeto, o tan siquiera un cariño especial por ella; a pesar que eran hermanos, y convivían todo el tiempo. Por supuesto, sabía que le quería; y que aunque no lo demostrase, ella ocupaba un lugar en su corazón; pero el hecho de que no la hubiese levantado con alguna de sus bromitas pesadas, y hubiese decidido abrazarla, más bien.

- ¿Estás dormido, Sebas? -Preguntó en un susurro; de manera cariñosa, recostándose un poco en la cabecera de la cama, quedando con los pies estirados en la cama, y la cabeza apollado en la almohada, algo alta; mientras acariciaba el cabello de su hermano, y rogaba porque no la rechazara, como continuamente hacía.

Después de aquella pesadilla, lo que menos quería, era discutir con su hermano.





You*-*:

Volver arriba Ir abajo

Re: The times with you, are the best {Sebastian M.}

Mensaje por Sebastian P. Mellows el Sáb Abr 21, 2012 11:06 am

Apenas había coinciliado el sueño sintío un movimiento, no brusco pero si lo suficientemente notorío como para despertarlo, abío un poco los ojos en cuanto sintío una mano acariciando su cabello, suspiro, si hubiera estado un poco más dormido, seguro entre sueños e imaginaría que era su madre. Más no era asi, estaba lo suficientemente conciente de que era su hermana.

El chico no hizo ningún ruido, ni si quiera cuando su hermana le pregunto si estaba dormido, se limito a mirar al frente, a su pared azul. Para cuando todavía se llebana un poco más con su padre, ellos juntos habían pintado su cuarto, al gusto de Sebastian. Claro, en ese entonces en las cabeceras había muñecos colgados, estrellas que brillaban en la oscuridad y esas cosas de chavales que tanto les agrada.
Más el chico retiró todo eso aún siendo un chaval, porque su madre había fallescido y él tuvo que madurar más rapido como Aldahara, tal ves por ese motivo era por el que no le decía tanto que la queria, o e daba una muetra de afecto. En su interior Sebastian quría creer que él era el más afectado, pues su hermana casi no convivia con su madre y, después de todo, seguía hablandole a su padre. Lo que para él de cierta fora era traición.

-Estoy despierto- Se digno a decir después de un rato y sin retirar el brazo con el que rodeaba a su hermana se acurruco más cerca de ella. -¿Porque entraste a mi cuarto?- Preguntó, no de una forma altanera y mucho menos grosera. Si no de la forma más amable que puso, solo era criosidad, tampoco significaba que fuera a correrla.





I've tried playing it cool
But when I'm looking at you
I can't ever be brave
'Cause you make my heart race


Funny moments:

Volver arriba Ir abajo

Re: The times with you, are the best {Sebastian M.}

Mensaje por Aldhara E. Mellows el Sáb Abr 21, 2012 1:57 pm

Siguió acariciando los cabellos de su hermano, sin mirarlo. Tenía la mirada perdida, quizá recordando cuando había sido la última vez que había estado así, con Sebastian. No podía decir con exactitud, cuando había sido; pero supuso que había sido una de las últimas veces que habían compartido con su madre.

Nóra, parecía ser la que los unía. Cuando estaban pequeños, era ella quién los abrazaba a ambos, y por ello, Sebastián y Aldhara tenían contacto físico. Luego, cuando murió; ambos se sintieron más apegados el uno al otro, por la falta de la mujer. Ella iba a buscarlo al colegio, y aunque el chico no quisiera, Aldy siempre lo tomaba de la mano para volver a casa juntos, en donde se encontraban a su padre, derrochando el dinero y tiempo más tarde, viéndose con otra mujer que no era su madre: Sára.

Pero ahora que estaban más grandes; y ya que ninguno de los dos, necesitaba de sobremanera, la protección del otro; se habían alejado un poco, aunque seguían peleando cuando se veían, y todo lo común que hacían los hermanos. Claro que, Aldhara, tenía una fuerte molestia con saber, de vez en cuando, lo que hacía Sebastian, para tenerle el ojo puesto y que no se fuese por el mal camino (?, queriendo ayudarlo en todo, porque sabía que la figura de Sára, para Sebastian, era algo bastante importante, sobre todo porque Elliot para él, casi nunca había servido. Ella había tenido que poner esa capa de dureza, para que nadie les hiciese daño, y quizá era por eso, que Aldhara extrañaba tanto a su madre.

Sonrió y miró a Sebastian, cuando el chico habló. Sabía que ya estaba despierto, pues su respiración estaba algo más fuerte de cuando se estaba dormido, pero no quería interrumpir sus pensamientos; y por supuesto, los suyos propios. No dejó de acariciarle el pelo, aún cuando el se removió un poco en la cama, para acercarse más a ella.

- Ya sabes... Tengo una manía en saber que estás bien, porque tú no deseas decírmelo -Contestó, con simpleza; pasando su brazo libre, por el cuello de él, abrazándolo levemente-. Además, la puerta estaba algo abierta, y al pasar he percibido cierto olor... -Arrugó su nariz, para darle a entender que el olor repugnante que había sentido, no era precisamente, de un aire limpio. Pero, en realidad, no era cierto. Solo bromeaba un poco. Sebastian era bastante pulcro con sus cosas, para ser un chico; para suerte de Aldhara.





You*-*:

Volver arriba Ir abajo

Re: The times with you, are the best {Sebastian M.}

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 4:12 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.