Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 22 el Lun Dic 15, 2014 4:23 am.
Últimos temas
» foro: huellas de lobos
Sáb Mar 23, 2013 9:52 am por Freewolf

» foro: huellas de lobos
Sáb Mar 23, 2013 9:52 am por Freewolf

» Escrituras Modernas [Elite] [Recién Abierto]
Lun Feb 04, 2013 2:02 pm por Invitado

» Ethetnea's Core {Afiliación Élite}
Mar Dic 18, 2012 9:18 am por Invitado

» Civil War, Elite
Sáb Nov 24, 2012 2:02 pm por Invitado

» The Time Turner Rol {Afiliación Élite} Recién abierto
Sáb Nov 03, 2012 2:09 pm por Invitado

» Choosen 6 Afiliación Élite
Miér Sep 26, 2012 5:29 pm por Invitado

» Oxford university {Recién abierto} {Af. normal}
Vie Ago 31, 2012 5:14 am por Invitado

» Wingardium Leviosa, rol foro (NORMAL)
Jue Ago 30, 2012 4:26 pm por Invitado


•• There’s so much this hurt can teach us both •• {Martial}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

•• There’s so much this hurt can teach us both •• {Martial}

Mensaje por Charlotte E. Carter el Vie Mayo 11, 2012 11:48 am

Era un fin de semana muy tranquilo en el Capitolio, pude ver desde mi ventana de mi departamento. La ciudad estaba iluminada con luces de diferentes colores. En mi móvil, se encontraban unos mensajes de Martial, y no pude evitar pararme de la cama para ir directamente a la ducha. Para luego buscar mí mejor vestido, uno rojo corto con un escote pronunciado, a él le gustaba verme de ese color y por qué no complacerlo de vez en cuando. Al parecer tenia urgencia de verme, y eso seria, ya sea trabajo, aunque me mordía los labios imaginando que tenia ansias de mi.

Después de arreglarme el cabello, y maquillarme. Me dispuse a salir de mi habitación, donde un número considerado de personas me rodeaba. Desde mi mayordomo, la cocinera, la mujer de servicio y mi chofer, hacían fila para recibirme. Jamás les trataba mal, no a los que me servían en mi hogar, ellos habían estado conmigo desde que era pequeña, y formaron parte de mi vida. Les dedique una sonrisa, no les había pedido tal cosa, pero ellos siempre querían recibirme de aquella manera. – No sé a qué hora regresare, el señor Galloway me ha llamado… así que por favor tómense el fin de semana libre. – Les dije casi como una orden, sabía que ellos irían a visitar a su familia y no les culpaba, era difícil tener que complacer a una niñita mimada como yo. Camine hasta la puerta mientras mi chofer me seguía. Era un hombre viejo, al cual tenía cierto afecto. A pesar que no lo decía directamente, cada uno de mis empleados, al menos los que estaban en mi hogar, tenían cierto trato especial y nadie más podía mandarles más que yo ni siquiera Martial, cuando llegaba a mi hogar. Tenía reglas, y en las sabía bien.

Al entrar al auto mire mi móvil, marque para avisarle a Martial que ya iba. – Voy para allá…más vale que sea algo bueno y no para hablarme de la niñata esa…- le colgué, su manera de hacerme enojar me exasperaba, y es que disfrutaba verme molesta y celosa, y sabía muy bien lo que sentía por Amelia, no podía evitarlo, ella se le metía por los ojos y el no respetaba esa línea entre lo fraternal y lo sexual. Amelia era hermosa, y joven, algo que para Martial, el caprichoso Martial no podía dejar desapercibido. Pero solo era un estúpido capricho suyo… ¿y yo qué carajo era para él? Tome una copa de champagne, estaba un tanto enojada solo de imaginar a esa niña en su cama, cerca de él y era más que obvio que ella estaría ahí, no le dejaba ni un segundo, mas si sabía que yo podía llegar. Llegue a la mansión, un lugar elegante que había estado más de una vez, para alguna fiesta o cuestiones de negocios, esta no era la excepción, el chofer me abrió la puerta y salí. – No venga por mí…- lo más seguro es que Martial me mandara con su chofer o el mismo, al fin de cuenta estaría sola en mi departamento, un lugar en el cual nadie podría molestarnos y menos Amelia. Pero en esos momentos, Martial la tenía en la cabeza, y yo sobraba en su aspecto sentimental. Además, era la única mujer la cual no estaba en su cama, habíamos separado la amistad, y Martial me respetaba, y yo lo que menos quería era eso….pero tampoco quería ser, una tonta amante para él, una más, de todas. “ Era casi como su mejor amiga” aquello no me caia en gracia del todo, pero no tenía otra opción, era ser una más de su colección o algo mejor alguien con quien tuviera confianza, y prefería la segunda.

Aunque precisamente hoy me había cargado de valor para confesarle mis sentimientos, si estaba Amelia me sería difícil hacerlo, no podía soportar que viera ella a él rechazándome. Si algo no toleraba era aquello. Respire profundamente mientras la puerta de su mansión se abria y uno de sus mayordomos, me guiaba hasta su estudio, ahí estaba él, bajo la luz tenue de su estudio, en ese pantalón gris oscuro, una camisa blanca remangada y un chaleco de la misma tonalidad del pantalón. Me quede observándole, él con ese aire intelectual leyendo aquel viejo libro que no se cansaba de leer, aquella pose pensativa en interesado, se veía tan calmado, tan relajado. Quien iba imaginarse que ese hombre fuera un demente, un sanguinario y cruel. Solo en esos momentos, cuando estaba libre de odios de ambiciones, le amaba mas, me enamoraba mas.




somebody i used to know
Love me, hate me, make me love baby... i can be everything you want

Volver arriba Ir abajo

Re: •• There’s so much this hurt can teach us both •• {Martial}

Mensaje por Martial Galloway el Sáb Mayo 12, 2012 1:00 am

Una noche de lo más "iluminada" en el Capitolio con cientos de destellos parpadeantes por todos lados se encontraba disfrutando de la penumbra aquel hombre que solo se dignaba a poder hacer sufrir a la gente, bueno a cierta gente.
Martial Galloway quien deseaba con el alma platicar con alguien y poder sacar algo de tención. Hace unas horas había mandado un par de mensajes a aquella belleza escultural llamada Charlotte para que viniera esta noche a su Mansión, ya que tenían asuntos pendientes, pero bueno con Martial nunca se sabe que clase de asuntos se puedan tratar.

" ¿Dónde estara?" - Pense - Al saber que mis mensajes no eran respondidos. Charlotte no tardaria en llamarme y decirme que vendría, pero por alguna estupida razón me importaba que no me contestara de una manera rapida. Tome mi mejor traje y despues de tomar un ligero baño, y perfurmarme a la perfección, tome un libro "antiguo", basado en las guerras del pasado, confrontadas por grandes iconos de la historia.
Alejandro Magno, Napoleon Bonaparte e incluso nuestra historia, bueno la historia del antiguo país antes de que fuera la gran jerarquía de Panem. Era exquisito saber de tantas ideologias enmarcadas a travez de los años, y me deleitaba el pensamiento sabiendo que dentro de muchos años, mucho veran mi imagen en algun libro y diran "Martial Galloway, lider y rejuvenecedor de Panem". Mi piel se erizo al pensar eso, puesto sabía que para lograrlo tenía que cortar unas que otras cabezas en el proceso.

Mi mente dejo de regosijarse en su hambito, al oir la agitación de mi movil en la mesilla. Lo tome con tranquilidad sabiendo quien sería.

Bien, no tardes Beth - Sonreí al oir lo que decía y prosegui burlonamente - Vamos no seas así con mi "hija", además somos como sus padres

Sentí en mi oido el portaso del telefono, me había colgado tal vez ni había oido lo ultimo que dije o tal vez por eso me colgo. Reí estrepitosamente al pensarlo, y seguí leyendo aquel interesante libro, tomando de vez en cuando un sorbo de whisky el cúal me encantaba.
Debía decirlo, de todos estos personajes que me fascinaban por su poderio y su manera de sacar adelante un país, no pude evitar darme cuenta que había uno en particular que me encantaba, su apellido Snow. Vaya pero si era un lider inhato, dando seguimiento a una nación por más de 30 años, hasta que ese estupido "sinsajo" llego y lo hecho a perder.
Pero bueno digamos que de los errores se aprenden, y yo he aprendido bien de cual fue el error de Snow... No haberla matado desde el principio... Pero eso no me pasara a mi, a la primera de cambio, no dudare en cortarle la garganta yo mismo, veremos si el pueblo de Panem haría algo parecido al saber que tengo la cabeza de su pajaro entre mis trofeos.

Cerre mi libro al darme cuenta de aquel perfume, que inhundo mi nariz, gire mi cuerpo levantandome al mismo tiempo, y llendo hacía ella, dandole un calido abrazo fraternal y un beso en la mejilla casi rozando sus labios.
La invite a que tomara asiento en aquel sillon gigante en dónde los dos cabriamos perfectamente. Me sente despues de ella y la mira, con aquel vestido rojo que me fascinaba. No lo negaba Beth es la mujer más hermosa en la historia con ese tono rubio y esa piel de porcelana que me hacía vibrar. Pero era la unica mujer que respeto, ella y mi hija, pero ¿por cuanto tiempo? esa es la pregunta.

Charlotte, dire esto rapido para despues poder ir a cenar.... Quiero que tu dirigas los proximos Juegos.... Nadie más que tu puede hacerlo

Termine la frase, tocando ligeramente la rodilla de ella, sintiendo la calidez en su piel, erizando cada vez la mia, esperando alguna respuesta de su parte. Asi tendriamos más tiempo de platicar cosas personales, ya que hace muchos años que no lo hacemos, y de verdad me muero de ganas de entablar conversación con aquella mujer que es mi mejor amiga desde la infancia, y por supuesto secuaz de mis fechorias.





MartialGalloway
Why is everything so complicated?

Volver arriba Ir abajo

Re: •• There’s so much this hurt can teach us both •• {Martial}

Mensaje por Charlotte E. Carter el Sáb Mayo 12, 2012 7:44 pm

Lo mire romper su concentración, lo mire fijamente dirigiéndose a mí con ese porte, con ese gran aire de superioridad, que me hacía sentir débil. Cuando me recorrió con sus manos mi cuerpo se estremeció, pero me contuve siempre lo hacía para no perderme delante de él y dejarme seducir por sus encantos. Camine a su lado hasta el sofá mientras me concentraba en su aroma, en su presencia que robaba mis pensamientos, por un momento no le reclame su comentario por el teléfono, y es que yo podía ser un tanto agresiva con él y no me reprendía en lo absoluto. Me senté lentamente en el sofá y me doble cruzando las piernas para verlo de frente mientras él me miraba fijamente poniéndome levemente nerviosa. Martial era el único que causaba eso en mí, me dominaba por completo pero al mismo tiempo yo me volvía un poco arisca con él.

Me relaje un poco manteniendo la calma concentrarme en los juegos. Martial tenía los ojos puestos en mí en los próximos juegos. Yo ya tenía una estrategia, este año seria de lo mejor, y al menos para que él se sintiera orgulloso de mi trabajo que era lo importante para mí. Si no tenía su amor al menos tenía un poco de respeto de su parte. Lo conocía más que nadie, más bien era la única que lo conocía tan bien y mis gustos eran prácticamente los suyos. Sentí su mano en mi rodilla y me levante como por instinto, mientras caminaba a servir whisky en dos vasos, a decir verdad aquel roce, me había hecho vibrar como nunca, hacia cada día que perdiera los estribos, y que en ese preciso momento me tirara a sus brazos. No quería ser como cualquier mujer, que por capricho que por que era un hombre importante le buscaban. Yo no era cualquiera…no quería tener ese nivel. Yo era una mujer que le amaba no podía ser igual a ninguna que compartía su cama. Regrese a su lado y le di una copa mientras yo tomaba un sorbo de la mía y volvía a sentarme a unos centímetros de él. – De eso no debes preocuparte, sabes que cuentas conmigo en cualquier cosa que desees…. No tenias que llamarme ahora para eso, simplemente lo hubiéramos arreglado mañana en la oficina… sabes que no soporto venir a tu casa….- Le reafirme, Amelia era una mezquina y cada vez que me topaba con ella terminábamos discutiendo. Era paciente en muchas cosas, pero su personalidad tan liberar me desquiciaba. Yo no estaba con engaños ni iba a llevarme bien con Amelia para complacerlo, me conocía de años no podía mentirle.




somebody i used to know
Love me, hate me, make me love baby... i can be everything you want

Volver arriba Ir abajo

Re: •• There’s so much this hurt can teach us both •• {Martial}

Mensaje por Martial Galloway el Dom Mayo 13, 2012 8:47 pm

{...}

Mi mano cayó en el sofa, desvaneciendo el rose en la piel de ella. Se había levantado por instinto a mi contacto, lo cuál se me hacía algo sumamente normal en ella, ya que siempre huía a mis roses amistosos.
Observe como se acercó a la botella de whisky y sirvio dos vasos de ese hermoso y fascinante nectar el cuál era una de mis pocas debilidades. No pude evitar observar como se alejaba ella del sillon, mirar esas perfectas y largas piernas, enmarcadas por ese perfecto vestido rojo que me hacía vibrar. Subiendo por sus caderas perfectamente delimitadas por el corte exacto que hacía el vestido resaltando aún más su contorneado cuerpo.

En un segundo, ella giro para volver de nueva cuenta a mi lado, en este sofa que tenía tantas historias. Desvíe la mirada en otra dirección hasta que sentí que me ofrecío la bebida y la agarre inmediatamente, dandó un leve sorbo y escuchando atentamente lo que la hermosa rubia me decía.

Muy bien, me alegra oír esa determinación... Vamos Beth, no me puedes juzgar por no querer esperar esta noticia.... Además si te refieres a Amelia... ella no esta esta noche.

Di otro pequeño sorbo a mi vaso, y me acerque otro tramo a Charlotte. La verdad no entendía porque ella y Amelia se llevan tan mal, pero bueno alguna razón deben de tener. Pero siendo honesto en todo el tiempo que llevo conociendo a Beth, nunca la había visto tan .... ni siquiera hay una palabra para describir el odio que siente por Amelia, pero vamos es una cría. Tal vez sea un poco malcriada y sadíca, pero sigue siendo una pequeña e inofensiva chiquilla.
Me pare de aquel sofa y me dirigi hacía la ventana, en dondé se veía absolutamente todo el capitolio, iluminado por aquellas estelas de luces ficticias que hacían resplandecer la cuidad como si estuviera en el mismisimo paraiso. Me termine el vaso de whisky y di un leve suspiro, viendo hacía la poca penumbra que se podría dislumbrar. Aclare mi garganta y sin dejar de ver la noche, exclame quedamente.

Falta poco para cumplir ese sueño que empezó hace años Beth... Y sabes.. Me alegra saber que estaras a mi lado cuando se cumpla. Nadie más debería de estar a mi lado más que tu, que siempre ha estado ahí, siempre fiel.

Alce a copa vacía en señal de agradecimiento, y despues le hice una seña con mi cabeza para que viniera a lado de mi, y contemplara la noche en su esplendor. Charlotte que siempre estaba ahí, y ahora sería mi soporte en estos momentos, la unica persona que confío desde siempre, la unica mujer que quiero de manera incondicional a diferencia de mi "hija" el sentimiento por Beth va más alla que una hermandad. Es algo que sobrepasa cualquier cosa... pero aun me pregunto que es lo que sera





MartialGalloway
Why is everything so complicated?

Volver arriba Ir abajo

Re: •• There’s so much this hurt can teach us both •• {Martial}

Mensaje por Charlotte E. Carter el Dom Mayo 13, 2012 9:32 pm

Al escuchar sus palabras, me sentí orgullosa, era lo que quería, que él se sintiera complacido con mi trabajo. Era perfeccionista sin duda, y lo único que quería era hacerlo feliz de algún modo. Lo mínimo que podía hacer era que mi trabajo quedara perfecto, si era mi propósito. No pude evitar hacer una mueca con los labios cuando escuche el nombre de Amelia, no era la pequeña chica que él creía, tenia mas deseo por él que cualquiera, y eso simplemente me ponía de malas. – Perfecto, entonces te tengo para mí sola esta noche… - Le dije con un poco de sensualidad, y es que debes en cuando me ponía un poco blanda, y le dejaba ver mi interés hacia él, pero un interés distinto a las que las otras mujeres le demostraban. Dinero no necesitaba, tenía una buena posición y me pagaba por mi trabajo no por ser su mujer una noche.

Lo vi alejarse hasta la ventana, mientras se ponía en esa pose pensativa que me volvía loca, ese porte tan varonil y tan misterioso que lo destacaba. Martial era un hombre culto, inteligente, adinerado, atractivo, encantador. No le faltaba nada, podía tener lo que quisiera cuando quiera, pero yo quería verle también que yo podía estar con él cuando realmente quisiera, sin que me sedujera, quería que se diera cuenta que no me gustaba…….yo lo amaba. Me quede hipnotizada por su presencia no podía dejar de mirarlo hasta que su voz me despertó, no podía evitarlo, me tenía en sus manos.

Camine hasta el con lentitud, como si no quisiera llegar nunca hasta donde estaba él, pero a la vez sí, tenía una lucha entre mi mente y corazón, y mi corazón estaba a punto de sucumbir ante sus encantos, era débil sin duda cuando estaba cerca, mi talón de Aquiles, me quede observándolo, mirando atreves de la ventana mientras lo escuchaba hablar, era lo que necesitaba oír, sentirme necesitada, mas que como mujer como algo mas, ese apoyo que también había sido. En lugar que apoyarme a su lado lo rodee por la espalda, y lo abrase con fuerza. – Siempre estaré a su lado…y sabe que si es posible un siglo mas. Le dije con la cabeza hundida en su espalda, sintiendo de cerca su aroma, ese contacto entre nosotros, había atravesado la barrera que tenia para alejarme de sus caricias. Esta noche no me importaba nada, solo quería permanecer en sus labios y romper mis propias reglas.




somebody i used to know
Love me, hate me, make me love baby... i can be everything you want

Volver arriba Ir abajo

Re: •• There’s so much this hurt can teach us both •• {Martial}

Mensaje por Martial Galloway el Miér Mayo 16, 2012 12:03 am

{...}

Suspiraba entrecortadamente, jadeando por aquel sueño que muy pronto ocurriria sin más ni más. En un segundo mi pensamiento se vio interrumpido por un choque en mi espalda, el cuál había sido delicado y casi poetico.
Mi cuerpo se estremecio al saber de quien se trataba, pero ¿ porque lo hacía?. No entendía lo que paso en ese momento, así que me quede estatico, pensando mil formas de hacer platica, pero nada. Inutilmente trate de dar otro sorbo a mi copa vacía, para despues dejarla en la mesita que tenía a mi costado y sujetar con ambas manos, los brazos que me rodeaban.

De alguna manera, tus palabras me regozijan Beth. Me alegra saber que te tengo a mi lado en todo momento

Levante su mano y la bese con delicadeza, sabiendo que mis palabras eran verdaderas y que en estos momentos no fingía como lo hacía con los demás. Además de Amelia, Charlotte era de las pocas personas de las cuáles confiaba plenamente. Ella tenía todo lo que a mi y a mi "hija" nos falta. Humildad, pulcritud y sobre todo... sentimientos.
Era dificil explicar lo que me hace sentir esa pureza en las palabras de Charlotte las cuales retumban en mi cabeza, puesto lo unico que en estos momentos me decía era que no, que no. Yo buscaba un ultimo soplo de vida, alguna luz celestial o tan siquiera un destello de eso que se conoce como amor, pero a la vez mi cabeza seguia diciendo que no.

Di un paso al frente zafandome del agarre divino de Beth, y me acerque un poco más a la ventana, sonriendo y a la vez sufriendo por no tener alguien en mi vida, o más bien por no saber que demonios quiero en mi vida. Pensaba en ella en Amelia, que a pulso se había metido en mi vida y que ahora no sabía que haría. Había jurado jamás sentir este tipo de cosas que solo te debilitan y te hacen paracer alguien idiota, pero había caido y por doble ración, ahora estoy en un predicamento.

¿Que fue eso Charlotte?

No puede evitar preguntar, tal vez si yo no tenía la respuesta alguien más pudiera respondermela. Pero me aventuraba a un camino empedrado y lleno de minas, dónde un paso en falso y podria caer en miles de pedazos. Pero por alguna razón quiero saber la maldita verdad acerca de todo lo que circunda por mi cabeza en estos momentos y ahora solo hay una persona que me puede responder la pregunta... Charlotte.





MartialGalloway
Why is everything so complicated?

Volver arriba Ir abajo

Re: •• There’s so much this hurt can teach us both •• {Martial}

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 3:57 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.