Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 22 el Lun Dic 15, 2014 4:23 am.
Últimos temas
» foro: huellas de lobos
Sáb Mar 23, 2013 9:52 am por Freewolf

» foro: huellas de lobos
Sáb Mar 23, 2013 9:52 am por Freewolf

» Escrituras Modernas [Elite] [Recién Abierto]
Lun Feb 04, 2013 2:02 pm por Invitado

» Ethetnea's Core {Afiliación Élite}
Mar Dic 18, 2012 9:18 am por Invitado

» Civil War, Elite
Sáb Nov 24, 2012 2:02 pm por Invitado

» The Time Turner Rol {Afiliación Élite} Recién abierto
Sáb Nov 03, 2012 2:09 pm por Invitado

» Choosen 6 Afiliación Élite
Miér Sep 26, 2012 5:29 pm por Invitado

» Oxford university {Recién abierto} {Af. normal}
Vie Ago 31, 2012 5:14 am por Invitado

» Wingardium Leviosa, rol foro (NORMAL)
Jue Ago 30, 2012 4:26 pm por Invitado


Una nueva generación de viejos recuerdos {Daven}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una nueva generación de viejos recuerdos {Daven}

Mensaje por Katniss Mellark el Mar Abr 03, 2012 5:18 pm

Llevaba lo que era toda la mañana en casa, encerrada en mi habitación incapaz de mostrarles a mis hijos el estado en el que me encontraba.Lo último que quería hacer era preocuparles.Pero desde que se habían anunciado el regreso de los "juegos", en realidad una palabra muy sutil para encubrir lo que aquello en realidad era una matanza, una carnicería, la peor tortura a la que una persona se podía ver sometida. No tan sólo los niños inocentes que eran obligados a representar a sus distritos en una competición a muerte, sino a cada uno de los familiares o seres queridos de ellos que están forzados a observar como muere y pierde a un amigo,hijo,hermano...
Me mordí las uñas encogida sobre mi cama,con las rodillas sobre mi pecho y mis brazos rodeándolas con un gesto protector,como si aquello fuese a alejarme de esta realidad, de mi vida que poco a poco había recuperado el ser una pesadilla.
Respira. Me dije a mi misma.Peeta había salido un rato en busca de algunos ingredientes para la panadería,me había dejado sola porque el comprendía que yo necesitase las distancias, un tiempo a solas,siempre había sido así y el lo respetaba, cosa que le agradecía más que nada.No hacía preguntas.¿Pero por qué le iban a hacer falta? Ya sabía perfectamente lo que rondaba por mi cabeza, el mismo había sido quien me había abrazado y susurrado frases reconfortantes al oído durante las últimas noches en las que había despertado llorando y gritando de las pesadillas.
No los van a escoger a ellos, no te preocupes. Me repetía una y otra vez, su mirada me hacía creerle por unos instantes pero en el fondo sabía que ni el se creía lo que decía y que también quería creerlo.
No se puede tener tan mala suerte.Me aseguraba, después de todo por lo que había pasado aquello no podía suceder.De entre a todos los niños del distrito 12 no tenía porque ser sus hijos. ¿Verdad? Pero al venirle la imagen de Prim a la mente le recordaba que nadie estaba seguro.Ser o haber sido el Sinsajo no iba a ayudarme, no me hacía más importante sino que me convertía en una diana y blanco de todo el Capitolio. Me detestaban y sabía que de alguna forma u otra iban a conseguir que se las pagase, como si no lo hubiese pagado con suficientes vidas ya. Seamos sinceros, la suerte nunca estuvo de mi parte. ¿Por qué ha de cambiar ahora?

Volví en mí,mirando a la pared de enfrente con una mirada ausente y vacía, me miré las manos al parecer inconscientemente me había mordido las uñas por los nervios, un mal vicio que tenía ya desde niña.
Katniss.Levántate. Me obligué a levantarme, vestirme y hacer algo con mi vida.No iba a ser como mi madre, NUNCA lo permitiría. No iba a hundirme por mucho que me quisiesen aplastar, estaría preparada para cualquier cosa que estuviese por venir.Cualquier cosa. Tragó saliva y se vistió con lo primero que vio, unos pantalones oscuros, una cazadora de Peeta y sus botas viejas que tantas veces había utilizado que ya estaban empezando a perder el color.

Un arco en la mano y ya estaba lista para salir de casa y dirigirse hacia el bosque. Lo bueno es que ya no estaba tan supervisado, si tenía un cercado pero más bien por la protección del districto frente a posibles bestias salvajes pero de momento la prohibición de pasar al otro lado no era algo que hubiesen establecido.

¿Hacía cuanto que no venía por aquí? ¿Un mes? Ya había pasado demasiado tiempo.Caminé para adentrarme hacia el bosque, siempre de manera sigilosa asegurándome no espantar a todos los animales del perímetro.Me encontré con la agradable sorpresa de que una de las trampas que había colocado mucho antes había dado sus frutos, atrapando a un indefenso conejo. Genial.Hoy no cenaremos verdura. Pensé, sonriendo ligeramente para mis adentros como si fuese un chiste personal ya que sus hijos siempre se peleaban por no tomarlas, asegurándome de que seguro que la comida en los juegos era mejor que la de casa.
Los matorrales a unos metros comenzaron a moverse, temblando. Algo estaba por acercarse. Alcé mi arco estiré la cuerda apuntando, lista para disparar a mi objetivo.






If we burn,you burn with us:

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva generación de viejos recuerdos {Daven}

Mensaje por Daven B. Hawthorne el Jue Abr 05, 2012 12:02 am

OFF: Siento la tardanza, pero no me inspiraba xD

Su rutina llevaba siendo exactamente igual en los últimos meses, mejor dicho, desde que Galloway había subido al poder. Se levantaba a las cuatro de la mañana para salir a correr, al volver tomaba uno de esos jugos llenos de proteína que su padre le había enseñado para mantener la condición. Después hacía todo tipo de ejercicios de resistencia para fortalecerse antes de salir para el obligado colegio. Al volver realizaba sus deberes y se iba al centro de entrenamiento que tenía la ciudad, en ese lugar donde se entrenaron tantos Tributos Profesionales en el pasado. Él ya podía entrar en la categoría de "Profesionales", inclusive antes de aumentar su rutina de entrenamientos. Gale se había encargado de entrenarlo desde muy pequeño, le había enseñado a cazar, a reconocer frutos comestibles y a combatir cuerpo a cuerpo. Pero nada de eso aseguraría su victoria en los Juegos del Hambre. Oh, sí, por que Daven iría a esos Juegos, tenía todo perfectamente planeado: Se ofrecería voluntario durante La Cosecha - aunque seguramente sería elegido de cualquier manera solo por ser un Hawthorne -, iría a la Arena y haría quedar al Capitolio como las escorias que eran. Sería el líder de una nueva revolución, él devolvería la calma a Panem.

Daven no era estúpido y sabía que no sería sencillo, además de que las probabilidades de que terminara muerto eran altisimas, pero no le importaba en absoluto, él estaba convencido de lo que haría. Por eso mismo no le había contado nada a nadie, ni siquiera a su padre. Por más ideas revolucionarias que tuviera Gale, jamás dejaría que su único hijo se metiera en las garras del Capitolio el solo. En esa ocasión Daven tendría que hacer todo completamente solo y, siendo honestos, la idea no le resultaba del todo repelente al joven Hawthorne, quien siempre había resultado ser bastante independiente y apegado a la idea de "Si quieres que esté bien hecho, hazlo tú mismo." Sabía que necesitaría ayuda más temprano que tarde, pero en esos momentos no le prestaba especial atención ni encontraba indispensable comenzar sus relaciones sociales; creía que era más necesario saber como demonios hacer caer a Galloway.

Tenía planeado un largo y extenso entrenamiento para ese fin de semana en particular, pero Gale tenía otros planes para él. En momentos como ese, en que su padre lo trataba como un recadero, era cuando dejaba de sentir a su padre como un amigo para verlo tal como... un padre. En días como ese aborrecía no tener la mayoría de edad para poder negarse y hacer solo lo que él quería. Pero la vida era injusta y no dejaba de dejarse como una adolescente quejumbrosa. La tarea que Gale le dejó ese día era sencilla pero lo suficientemente frustrante como para joderle el día: Ir al Distrito 12 a asegurarse de que todo estuviera en perfectas condiciones por allá. Algo estúpido, si se le permitía opinar. Estaba bien que las cosas en Panem estaban tensas, pero no era como para tener que viajar allá cada semana. Los Mellark podían cuidarse perfectamente sin tener la constante vigilancia de Gale. Pero claro, Gale siempre vería por su familia no sanguínea antes que otra cosa.

Fue de esa forma en la que termino atrapado durante casi dos días en un tren camino al Distrito minero. Por lo menos en el tren había tenido tiempo suficiente para practicar sus nudos y hacer ejercicios básicos. Era mejor que nada.

Su primera - y probablemente única - parada fue, lógicamente, la residencia Mellark. Gracias a cualquier deidad en la que pudiera creer, solo estaba en casa Peeta; él era el único de esa familia que no detestaba del todo, aunque debería ser todo lo contrario. Pero le era imposible odiar a alguien tan enfermamente amigable y carismático. Maldito don de la palabra. Después de menos de media hora de conversación con el hombre decidió salir de la casa con dirección al bosque. Si había algo que le gustaba de ese Distrito definitivamente serían los bosques, solo esperaba no encontrarse a la fastidiosa Katleen por ahí. Pero encontro algo, en cierta manera, peor. Encontró al Sinsajo.

Al verla, su pensamiento original fue dar media vuelta e irse. Luego notó el arco. Si había algo que admiraba de su "tia" era la habilidad que tenía para cazar, él era un asno con el arco. Entonces decidió quedarse a observar un rato, acuclillado tras un arbusto al que se había acercado sigilosamente. una vez más hizo presencia su no tan buena suerte ese fin de semana, ya que Katniss escucho sus pasos y no tardo ni dos segundos en apuntar su flecha directamente a su escondite. Con las manos alzadas y una media sonrisa en los labios, Daven salió de su escondite — Hola Katniss — Saludó de manera informal, como si fuera lo más normal del mundo que alguien apuntara a su cabeza con una flecha. Jamás la había llamado tía, como su padre le pedía que hiciera, ni señora Mellark o similares; ella siempre había sido solamente Katniss para él.





Now they'll know with everything comes a price!
First a spark, then a flame, now a fire. We explode! Now they'll know With everything comes a price!

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva generación de viejos recuerdos {Daven}

Mensaje por Katniss Mellark el Vie Abr 06, 2012 7:48 pm

off: no te preocupes, ahora te toca a ti perdonarme a mí. xD

Estaba por soltar la cuerda y dejar que la flecha diese a mi objetivo, la presa no podría moverse entre los matorrales con tanta agilidad, esa era la ocasión perfecta. Una ocasión que tuve suerte de desperdiciar por unos segundos, porque se habría cometido en uno de los más graves errores de mi vida, y creadme de esos tengo muchos.Demasiados.


Una figura salió de entre los arbustos con las manos en pleno aire como un simbolo de rendición. Por unos momentos era Gale, espantando mi presa para picarme en lo que probablemente le habría respondido con un empujón amistoso. Incluso recordaba cuando apareció así de imprevisto con una barra de pan, ese es uno de los pocos recuerdos que yo misma he decidido guardar.

Al parpadear la imagen cambió y volví a la realidad, no se trataba de Gale y no iba a tratarse de el por mucho que lo extrañase había aceptado que las cosas ya no eran lo mismo que antes. Nos habíamos visto en alguna que otra ocasión , tras varios años de distanciamiento ninguno de los dos sabíamos como mirarnos a la cara después de todo lo sucedido. Prim había muerto y el se sentía responsable de aquello, aquello en su momento fue algo muy duro para mí , todavía lo es. Pero me resulta innecesario culparnos eternamente por lo que ocurrió. Si , Prim fue un daño colateral, pero a saber cuantas familias había perdido la vida por mis acciones, el número era incontable.¿Me odiarian ellos también? Al fin del día no éramos tan diferentes.

Bajé el arco a una distancia prudente y solté la flecha tomándola en mi mano con cuidado, no quería arriesgarme el que se disparase solo.
Esboce una leve sonrisa, quizás no la más amplia de todas pero al menos era una sincera con cierta simpatía, esa de la que supuestamente carezco.

-Hola Daven.- Le saludé con la mano a medida que dí un pequeño salto para bajar sobre la roca en la que me había subido y acercarme a el.
Sus ojos eran claros, y esa sonrisa sin duda era la viva imagen de su padre, incluso había heredado esa mirada de desconfianza. - ¿Qué tal? - Le pregunté. - Siento mucho por lo del... - Señalé al arco. -No suelo estar acostumbrada a la compañía por aqui.- esboce una medio sonrisa, algo más parecida a una mueca. Gale y yo habíamos sido los únicos en atrevernos a cruzar el alambrado para practicar la caza algo estrictamente prohibido. Ahora eso me tocaba a mí, y bueno a veces mis hijos a los que me había dedicado a enseñar personalmente. ¿Quién sabe? Algún día aquello podría salvarlo de una situación entre vida y muerte.

Notaba los ojos del chico , juzgaban con la mirada. No sabía el motivo, pero no era estúpida, sabía que había algo allí , quizás se pensaba que una sonrisa podría ocultar lo que sea que que estuviese pensando , pero no es así.El tiempo me ha mostrado no fiarme de nadie, y mucho menos de mí pero me resultaba un tanto incómodo teniendo en cuenta que yo a el lo consideraba prácticamente mi sobrino, Gale era en estos momentos lo más parecido que tenía a un hermano y quería mostrarles que podían confiar en mí , el y su familia.

Pero aún así no borré mi sonrisa, decidí seguir como si no me hubiese fijado en nada de eso. Por otra parte agradecía mucho que me llamase por mi nombre , estaba cansada de ser conocida como "la chica en llamas" , "Sinsajo" nombres importantes pero que ya habían quedado en el oscuro de mi pasado, o eso esperaba. Era bueno volver a ser solo "Katniss" una más. Gale le había tratado de convencer que me llamase "Tía" desde una edad muy temprana, desde un crío siempre se había negado , y la verdad es que lo prefería , eso no me pegaba para nada.

- ¿Qué haces por aquí? - Le pregunté. Sabía que a veces venía para ver si estábamos bien. Todo un consuelo "Siempre velando por nuestra seguridad". Pensé con sarcasmo. No era que menos preciase su gesto, pero realmente pensaba que podría apañarmelas sin hacerles perder el tiempo a ambos. Apoyé una mano contra la cintura mientras bufaba divertida.- ¿Otra vez tu padre?- pregunté con naturalidad y poniendo los ojos como si dijese "ese chico no tiene remedio"







If we burn,you burn with us:

Volver arriba Ir abajo

Re: Una nueva generación de viejos recuerdos {Daven}

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 12:02 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.