Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 22 el Lun Dic 15, 2014 4:23 am.
Últimos temas
» foro: huellas de lobos
Sáb Mar 23, 2013 9:52 am por Freewolf

» foro: huellas de lobos
Sáb Mar 23, 2013 9:52 am por Freewolf

» Escrituras Modernas [Elite] [Recién Abierto]
Lun Feb 04, 2013 2:02 pm por Invitado

» Ethetnea's Core {Afiliación Élite}
Mar Dic 18, 2012 9:18 am por Invitado

» Civil War, Elite
Sáb Nov 24, 2012 2:02 pm por Invitado

» The Time Turner Rol {Afiliación Élite} Recién abierto
Sáb Nov 03, 2012 2:09 pm por Invitado

» Choosen 6 Afiliación Élite
Miér Sep 26, 2012 5:29 pm por Invitado

» Oxford university {Recién abierto} {Af. normal}
Vie Ago 31, 2012 5:14 am por Invitado

» Wingardium Leviosa, rol foro (NORMAL)
Jue Ago 30, 2012 4:26 pm por Invitado


socializing maybe not be so bad [Kendall N. LeBlanc]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

socializing maybe not be so bad [Kendall N. LeBlanc]

Mensaje por Steven J. Flynn el Vie Mayo 11, 2012 10:57 am

Toda la mañana estuve recostado en mi habitación, no tenía muchas ganas de hacer nada, estaba aunque suene extraño aburrido. Días antes había terminado con el trabajo que se supone entregaría hasta dentro de dos semanas, pero el hecho de yo no tener distracciones y una enorme habilidad con la tecnología hice un trabajo de tres semanas en menos de una. No me gustaba dejar las cosas para el final, sentirme presionado era uno de los factores que a veces hacían que odiara a la gente, no quería meterme en problemas y simplemente deseaba impresionar al "master".

Cuando el reloj marcó las tres de la tarde, fue que me levanté, programé la ducha y mientras ésta se llenaba fui directo al comedor donde mi desayuno/comida estaba listo, mis avox me conocían demasiado bien. En un plato me serví carne y un poco de legumbres, no esta b acostumbrado a comer otra cosa que no fuera carne, o por lo menos todas mis comidas debían llevarla por la mas mínima cantidad posible, era un gusto que ni mis padres pudieron quitarme. Y ahora que tenía mi propia casa, dinero a montones y avox que me complacían, bueno mi gusto estaba a salvo.

En cuanto terminé mi plato, fui directo a la ducha, me desvestí, duche y sequé en menos de media hora, me acerqué a mi guardarropa y seleccioné algo sencillo, pantalones algo ajustados color negro, una playera blanca casi ajustada y unos zapatos negros. No era mi culpa que todo mi guardarropa estuviese basado en colores base y negro. No me gustaba ser como los demás, los colores llamativos no eran lo mío, tal vez por eso muchas veces fui tachado de extraño, pero ¿A quién culpaba? yo debía tener muchos defectos a contra peso de mis virtudes como game maker.

Salí de casa y fui directo a la plaza central del Capitolio, iba con intenciones de entretenerme, era más que obvio, pero antes de nada, mi localizador sonó y comencé a trabajar en responder a la persona que me buscaba, se trataba de uno de mis compañeros de trabajo, odiaba eso, que por el simple hecho de trabajar contigo se creen capaces de decirte amigo, yo no deseaba amigos, son una verdadera distracción y perdida de tiempo, como lo suelen llegar a ser las novias. Por eso sólo estaba mejor. Pasé varios minuto metido en mi localizador cuando al chocar con una persona éste calló al suelo.-Maldita sea-musité, sin siquiera mirar a la persona que la que había chocado, pero el ver un objeto hecho pedazos en el suelo, me hizo subir la mirada-¿Cuánto te costo?-pregunte a la mujer, parecía que se trataba de una estilista, digo su forma de arreglarse era.. excéntrica.-Yo te consigo otro, sea lo que sea-dije y esperé que dijera algo. "Bravo Steven" pensé.




Steven James Flynn™

Steven J. Flynn

Masculino Localización : Capitolio

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: socializing maybe not be so bad [Kendall N. LeBlanc]

Mensaje por Kendall N. LeBlanc el Sáb Mayo 12, 2012 12:51 am

Me removí en mi cama en el momento que mi alarma comenzó a sonar justo en el mismo momento que los primeros rayos del sol entraron por mi ventana, siempre me había gustado aprovechar todo mi tiempo mañana, tarde y noche haciendo algo de calidad, demasiado hiperactiva para quedarme un día en el sofá mirando algo por el televisor, simplemente no es algo que yo haga, pero levantarme en medio de la noche a plasmar el boceto que había aparecido en mi mente entre sueños, me hacia querer quedarme aunque fuera unos minutos mas en cama. Mi mala costumbre de tener que hacer las cosas en el momento en que las tengo en la mente o lo mas probable es que lo olvide, demasiado despistada para recordarlo y observándolo bien era un gran diseño, al menos para haberlo dibujado en la madrugada, que podría llevar acabo en cualquier momento.

Pedí un desayuno sencillo, fruta lo más probable, conociéndome lo suficiente para saber que cada vez que visitaba el Capitolio iba por todos lados por lo que necesitaría la energía suficiente para todo lo que tenía por hacer. Programe la ducha y disfrute de esta, era tan diferentes a las del distrito que para mi era casi un placer tomar un baño. Camine por mi habitación revolviendo mis maletas buscando algo que ponerme, que no me hiciera parecer tan “diferente” a todos los de aquí, sin llegar a ser tan extravagante como ellos. Saque un simple vestido rosa pastel, mangas cortas, una rosa del mismo color, ajustado en la cintura y suelto hasta un poco arriba de la rodilla, demasiado tierno hasta para mí.

Salí a caminar por las calles, observando los estantes de las diferentes tiendas por donde pasaba, entrando en las que lograban llamar mi suficiente atención y comprando solo lo que realmente removiera algo en sentido de la moda, demasiado alto para comprar cualquier cosa. Decidí pasarme por algunas tiendas de telas en busca de alguna que me convenciera para el diseño de anoche, que traía protegidamente en mi incondicional bolsa. Observe colores, estilos, combinaciones y texturas sin llegar a convencerme por uno realmente. Colores obscuros no eran mi estilo favorito pero dudaba un poco que mi adorada Katleen, en la que había imaginado mi nuevo diseño, me dejara ponerle algo muy brillante, como me hubiera gustado.

Saliendo con algunas bolsas repletas de telas de diferentes colores, decidí caminar por la plaza en busca de algo entretenido que hacer, que comprar o solo para despejar su mente por unos momentos, observando ocasionalmente hacia las tiendas. Solo una llamo mi atención una simple bola de cristal que me hizo entrar, mientras mas la giraba en mis manos observándola por todos los ángulos posibles, más me enamoraba de ella. Como me gustaban las bolas de cristal, tan extrañamente hermosas, sin importar el excesivo costo, decidí que tenía que estar sobre mi chimenea en casa. Camine como niña pequeña con juguete nuevo por la plaza, tan metida en mis pensamientos que al chocar contra alguien y claro gracias a mis zapatos mas altos de lo que acostumbro termine en el piso de la plaza.

- Oh no… – dije suavemente mirando mi bola de cristal rota, escuchaba a medias con quien fuera que había chocado – No importa lo que hagas, no conseguirás una igual, era única – Dije levantándome del piso molesta, molesta con él, molesta conmigo, no lo se realmente, sintiendo también un gran tristeza por la perdida, tome mis bolsas del piso – No te preocupes, no fue tu culpa - dije negando encogiéndome de hombros con un suspiro.





I´m sweet:




Kendall N. LeBlanc

Femenino Localización : Camitolio

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.